CREEMOS


Introducción: Somos una minúscula iglesia bautista de casa. Respetamos a todo el mundo en sus creencias, y esperamos respeto de los demás hacia lo que somos y creemos (mire nuestros "Consejos de Comportamiento"). Si bien somos bautistas conservadores en nuestras creencias, no nos identificamos con el "establishment" fundamentalista tan en boga en ciertas iglesias y medios evangélicos.

  1. Dios « Adoramos Un Solo Dios, Él Sólo, único en tres Personas: Padre, Hijo y Espíritu Santo. Creador de todas las cosas. Él es Santo, Todopoderoso, Amor, Eternamente Vivo. Creemos que Dios se revela en la Historia, primero en la del Pueblo de israel, y posteriormente de manera definitiva, en Su Hijo Jesús de Nazaret: El Mesías anunciado por los profetas. Es esta Revelación la que nos presentan las Sagradas Escrituras (La Biblia).
  2. Las Santas Escrituras « Creemos que la Biblia está Divinamente inspirada. El Espíritu Santo soberanamente presidió en su origen y en la formación de los escritos que la componen. Sólo dichas escrituras son la Palabra de Dios: Documento de la Alianza entre Dios y Su Pueblo en el Antiguo testamento, y entre Dios y la comunidad (Iglesia) de todos los que aceptan la salvación ofrecida por el Mesías Jesús (En el Nuevo Testamento). La Biblia nos revela el pensamiento de Dios, Su voluntad y Su amor por el mundo. Contiene todo lo necesario para conducirnos a Aquél que es nuestra salvación: Jesucristo; y para que pongamos nuestra vida al servicio de Dios. La Bibia es la suprema referencia para juzgar toda creencia, toda tradición y toda práctica religiosa. Sólo ella tiene la autoridad de Dios para gobernar la vida del creyente y de la Iglesia"
  3. El hombre, su caída y las consecuencias de dicha caída «Creemos que Dios hizo al hombre a Su imagen. Lo creó libre, santo y en comunión con Él Mismo. Por la seducción de satanás, el primer hombre fue separado de Dios por su consciente desobediencia, perdiendo así su estado de gracia inicial. Por este acto de desobediencia, el pecado, cuya consecuencia es la muerte, entró en el mundo. La naturaleza pecadora se extendió a todos los hombres. La humanidad entera, en su ruptura con Dios, vive desde entonces bajo el dominio del mal y merece el juicio de Dios»
  4. Jesús el Mesías « Creemos que Jesucristo, Hijo Único de Dios desde la Eternidad, es el Único Mediador entre Dios y los hombres. Vino entre los hombres plenamente hombre y plenamente Dios, estando sus dos naturalezas diferenciadas en Perfecta Unión en Su Persona. Nos instruyó en todo lo necesario para nuestra salvación, y nos mostró, por Su vida pura de todo pecado y llena del poder y del amor del Padre, lo que es la vida santa que Dios quiere para nosotros. Cumplió la obra de nuestra redención dando Su vida en la cruz, en sacrificio vivo y perfecto, para limpiar nuestros pecados y reconciliarnos con Dios. Resucitado y eternamente vivo junto al Padre en Su gloria, Él es Señor: Luc 24 - Mt. 28:20 »
  5. La salvación « Creemos que Dios, habiendo cumplido en Jesucristo sus promesas de salvación, llama al hombre pecador por la acción del Espíritu Santo para que se arrepienta de su pecado, se vuelva a Dios y acepte por la fe la obra expiatoria de Jesucristo uniéndose a Él en Su muerte y en Su resurrección. recibe así el hombre, por la sola gracia de Dios, el perdón de sus pecados. Justificado por la fe en Jesucristo vive entonces en una relación justa con Dios: La de un hijo delante de su Padre. Nace a una vida nueva y eterna y entra en el Reino de Dios. La fe produce necesariamente en él obras agradables a Dios y una vida cada vez más conforme a Su voluntad »
  6. El Espíritu Santo « Creemos que el Espíritu Santo es la Tercera Persona de la Divinidad (lo que se ha llamado históricamente Trinidad), que hace viva, beneficiosa y eficaz en el corazón del hombre la realidad de la salvación (Ez. 37:14 - Zac. 4:6; Jn. 3:5-6). Viviendo así en el creyente, el Espíritu Santo le conduce a glorificar al Señor en una vida de oración y de perseverante fidelidad a la verdad de la Escritura (la Biblia). Es la garantía de su herencia eterna. El Espíritu Santo hace que el creyente produzca frutos, le permite discernir la voluntad de Dios y le da los dones necesarios para la edificación, el servicio de la Iglesia y el testimonio al mundo »
  7. La Iglesia Universal « La Iglesia Universal (Una, Universal, Apostólica e Invisible) es el pueblo que Dios Se da a Sí Mismo por medio de Jesucristo para celebrar Su Gloria y Su Gracia, para proclamar la Buena Nueva de la salvación y para ser Su testigo entre los hombre por sus obras de Justicia, de misericordia y de reconciliación. Creemos que Dios instituyó los ministerios de la Palabra en la Iglesia con el propósito de hacerSe conocer, para llamar a los hombres pecadores a creer en Jesús el Mesías entrando así a formar parte de Su Cuerpo, y a crecer en la vida cristiana Mt. 28:18 a 20 »
  8. La Iglesia Local « Creemos que una Iglesia Local constituida según la Palabra de Dios, es una comunidad de creyentes bautizados por inmersión según su profesión de fe. Es la representación concreta y visible, allí donde está implantada, de la Iglesia Universal e Invisible. Cuerpo del Mesías es independiente de toda otra autoridad que la de Jesucristo. Sin embargo creemos que no debe vivir aislada: Lazos fraternales la unen a otras iglesias locales en comunión. Todos los miembros de una Iglesia Local, asociados en un compromiso voluntario, ponen en obra, bajo la dirección del Espíritu Santo y para utilidad común, los dones que han recibido. Las Iglesias locales reconocen igualmente el servicio que Dios confía a ciertos miembros para ejercer una carga particular según lo que enseña el Nuevo Testamento: Pastores y ancianos (solo hombres), responsables de Iglesias , diáconos o diaconisas), etc. »
  9. El bautismo «Creemos como lo enseña la Escritura, que el creyente es llamado a confesar su fe públicamente delante de sus hermanos por el bautismo. El bautismo manifiesta de manera visible la realidad de la obra de salvación de Dios y la unión del creyente en Jesucristo en Su muerte y en Su resurrección. Creemos que como indica el Nuevo testamento y el sentido de la misma palabra en el original, el bautismo se practica por inmersión en el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo (aunque aceptamos como válido el bautismo de otras iglesias en "El Nombre de Jesús"). Tras el bautismo normalmente el creyente está llamado a formar parte de una iglesia local »
  10. La Santa Cena « Creemos que el Señor llama a Sus discípulos a partir el pan y a beber en la copa del fruto de la Vid en memoria de Él, anunciando así Su muerte hasta Su venida: Luc 22:14 a 20. Haciendo esto profesan que, por su comunión con Jesucristo forman un solo cuerpo y están unidos los unos a los otros en un mismo espíritu »
  11. La Segunda Venida de Jesús y el Juicio Final « Creemos que el Señor Jesús volverá del Cielo tal y como subió a él, para renovar todas las cosas y manifestar plenamente la obra de salvación. Todos los muertos resucitarán y cada ser humano dará cuenta a Dios de su vida. Los hallados justos en Jesús irán a la Vida Eterna y los otros a la Condenación y Castigo Eterno. Creemos que Dios ha prometido un Cielo y una Tierra nuevos y que Él mismo habitara allí entre Su pueblo. Es esto lo que esperamos »
      1. Credo de Nicea (325 d.C.):
        1. Creemos en un solo Dios, Padre todopoderoso, creador de todas las cosas visibles e invisibles;
        2. y en un solo Señor Jesucristo, el Hijo de Dios; unigénito nacido del Padre, es decir, de la sustancia del Padre; Dios de Dios, luz de luz, Dios verdadero de Dios verdadero; engendrado, no creado; de la misma naturaleza que el Padre; por quien todo fue hecho: tanto lo que hay en el cielo como en la tierra; que por nosotros, los hombres, y por nuestra salvación bajó y se encarnó, se hizo hombre, padeció y resucitó al tercer día, subió a los cielos, vendrá a juzgar a vivos y muertos;
        3. y en el Espíritu Santo.
      2. Credo de Nicea-Constantinopla (381d.C.)
        1. Creemos en un solo Dios, Padre todopoderoso, Creador del cielo y de la tierra, de todo lo visible y lo invisible;
        2. y en un solo Señor, Jesucristo, el unigénito de Dios, nacido del Padre antes de todos los siglos, luz de luz, Dios verdadero de Dios verdadero; engendrado, no creado, consustancial con el Padre, por quien todo fue hecho; que por nosotros los hombres y por nuestra salvación bajó del cielo y se encarnó por obra del Espíritu Santo y de María la virgen y se hizo hombre; por nuestra causa fue crucificado en tiempo de Poncio Pilato y padeció y fue sepultado, y resucitó al tercer día según las Escrituras y subió al cielo; y está sentado a la derecha del Padre; y de nuevo vendrá con gloria, para juzgar a vivos y muertos, y su reino no tendrá fin.
        3. Y en el Espíritu Santo, Señor y dador de vida, que procede del Padre; que con el Padre y el Hijo recibe una misma adoración y gloria, que habló por los profetas.
        4. En una Iglesia santa, universal y apostólica.
        5. Confesamos un solo bautismo para la remisión de los pecados.
        6. Esperamos la resurrección de los muertos y la vida del mundo futuro.”